Cositas que os deja Albert

En ocasiones, después de haber entrenado muchas horas, hacer muchos metros y sufrir en cada uno de los entrenos, llegamos a la competición y las cosas no salen como queremos. Subimos al pilón, nos dan la señal de salida y ….. en la entrada en el agua perdemos las gafas, se mueve el gorro…. La mayoría de la gente en estas situaciones se daría por vencida y aceptaría su desgracia, pero si nos limitamos a aceptar todo lo que la vida nos lanza, nunca podremos alcanzar cualquier meta importante. Os dejo un video de una chica que tras sufrir un traspiés nunca pensó en abandonar su carrera.

Resulta evidente que la natación es un deporte individual, pero en muchas ocasiones, cuando nadamos un relevo, cuando entrenamos y sufrimos con duras tareas, cuando realizamos la preparación física, cuando viajamos para competir o simplemente como actividad de club, entonces, la natación se convierte en un deporte de equipo, en el que todos nos apoyamos y ayudamos para conseguir un fin común. Os dejo un enlace de un gran trabajo en equipo:

Screenshot_2015-02-25-00-34-30~2

Screenshot_2015-02-25-00-34-48~2

Albert